1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

El camino de la moral, la justicia y la paz, es por el que ha optado transitar la mayor de Las Antillas en su lucha contra este mal…

PAZEste mes falleció el exbombero Richard Driscoll, a los 73 años de edad. Con su muerte, ya suman 200 los bomberos que participaron en labores de rescate y que han perdido la vida por enfermedades atribuidas a las secuelas de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos.

Los productos químicos emanados de los escombros les causaron problemas respiratorios y varios tipos de cáncer, a esto se le conoce como enfermedad del World Trade Center. También policías, obreros de construcción y rescatistas fueron afectados.

Todavía hoy persiste el dolor que causó el ataque, que cobró más de 3000 vidas, en la población estadounidense y en el mundo. Un sufrimiento que fue usado como pretexto para la expansión de Estados Unidos con fines hegemónicos, porque el 11 de septiembre marcó un antes y un después de la política exterior de esta potencia mundial.

"Quien no está con nosotros está con el terrorismo", decía el entonces presidente George Bush, una frase que justificaría posteriormente un golpe preventivo contra cualquier país que supuestamente constituyera una amenaza para el país.

Se reporta que en grandes ciudades estadounidenses, desde el 11 de septiembre, han aumentado en más del 50% las ventas de armas, municiones y máscaras de gas.

Ya advertía el comandante Fidel sobre esta política agresiva y de venganza en su discurso el mismo día 11 tras conocerse los incidentes:

“Es muy importante saber cuál va a ser la reacción del gobierno de Estados Unidos. (…) Les sugeriríamos a los que dirigen el poderoso imperio que sean serenos, que actúen con ecuanimidad, que no se dejen arrastrar por raptos de ira o de odio, ni se lancen a cazar gente lanzando bombas por todas partes”.

Sin embargo, Estados Unidos optó por la guerra y el sacrificio de vidas inocentes. Primero fue la invasión a Afganistán, luego IrakLibia, la guerra en Siria, entre otros.

La bandera de la lucha contra el terrorismo ha servido de excusa para avivar conflictos internos en países, invadir y apropiarse de sus riquezas.

Contradictoriamente a lo que postula, Estados Unidos, el supuesto ángel de la paz y la democracia, ha apoyado el terrorismo de Estado, intervenciones militares y ha financiado a grupos terroristas islámicos para causar el desequilibrio en naciones árabes como fue el caso de Siria.

LA VERDADERA LUCHA CONTRA EL TERRORISMO

El comandante Fidel expresaba, en el mismo discurso citado anteriormente, que el 11 de septiembre debía servir para crear la lucha internacional contra el terrorismo, la cual se basaría en poner fin a los genocidios, al terrorismo de Estado y seguir una política de paz y respeto mutuo, no de imitar a los agresores y sacrificar a inocentes.

“El mundo no tiene salvación si no sigue una línea de paz y de cooperación internacional”, afirmaba de manera contundente.

Bien sabe Cuba de terrorismo, mal que ha sufrido en carne propia, y que ha sido orquestado fundamentalmente desde Estados Unidos por la mafia anticubana. Secuestros aéreos, colocación de bombas en aviones, hoteles y embajadas, asesinato de emigrados cubanos en Miami, mucho dolor ha causado el terrorismo a nuestro pueblo.

Sin embargo, el camino de la moral, la justicia y la paz, es el que ha optado nuestra nación en su lucha contra este mal.

El 20 de septiembre de 2001 la Asamblea Nacional del Poder Popular aprobó la Ley contra actos de terrorismo. En esta se expresa la determinación de los cubanos de rechazar y condenar, con medidas legales concretas, los métodos y prácticas terroristas.

La ley establece la punición correspondiente tanto a ejecutores de hechos terroristas cometidos en territorio cubano tanto si el culpable realiza en estos actos preparatorios o de ejecución, aunque los efectos se hayan producido en el extranjero, como si se realizan en territorio extranjero y sus efectos se producen en Cuba.

Además, establece una Disposición Especial Única, que encarga al Gobierno cubano suscriba acuerdos y convenios con los Estados dispuestos a promover la cooperación internacional en la lucha por eliminar el terrorismo.

En Cuba se lucha contra el terrorismo para incentivar la paz y no la guerra, el odio o la discriminación.

  • Atentados del 11 de septiembre del 2001: Conjunto de ataques terroristas suicidas cometidos en Estados Unidos por la red Al Qaeda, causando la muerte de 3016 personas y otras 6000 heridas, así como la destrucción del complejo del World Trade Center, incluidas las Torres Gemelas. Fue el pretexto empleado por el gobierno de Estados Unidos de su cruzada hegemónica contra el Medio Oriente y graves daños en el edificio del Pentágono..
  • Torres Gemelas: Los edificios gemelos del World Trade Center de Nueva York, situado en el bajo Manhattan, tenían una altura de 417 metros, un total de 110 pisos y 2900 metros cuadrados de superficie. Garajes con capacidad para 2 000 carros, seis plantas de sótano, cien ascensores, cuatro montacargas y un plan de evacuación que, supuestamente, permitiría a 55 000 personas abandonar sus instalaciones en cinco minutos, en condiciones normales.
  • En las Torres Gemelas residían más de 500 empresas de 28 países, con 50.000 empleados, que desarrollaban actividades financieras relacionadas con Wall Street.

 

LAYDIS MILANÉS / CUBAHORA