1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (1 Vote)
Cientos de personas vitorearon a sus campeones

Sancti Spíritus espantó su sueño y se inundó de alegría para abrazar a su equipo, unas horas después de consumar la ilusión de alcanzar el título de la Serie Nacional de béisbol sub- 23 

Poco a poco se fueron reuniendo los aficionados en torno al parque Serafín Sánchez, en el corazón de la ciudad. Entre la expectativa y el desespero se vivió el trayecto de los Gallitos desde la salida de la Perla del Sur, tras vencer de manera aplastante a Cienfuegos con un 3-0 en la finalísima que se recordara por buen tiempo .

Se supo que Trinidad los abrazó primero en un jubileo espontáneo. Después, tras un trayecto escoltado por los aficionados que fueron hasta Cienfuegos a apoyar a los muchachos, varias calles del Yayabo saludaron a los nuevos campeones en su recorrido.

La algarabía estalló al filo de las doce de la noche cuando el camión que los traía asomó por una esquina del parque. Cientos de personas vitorearon a sus héroes, que regalaron un sueño ansiado. No se hizo esperar la sinfonía de celulares que iluminaron la noche y captaron para la posteridad el histórico momento.

A duras penas los campeones, agolpados por una multitud que les impedía caminar, subieron hasta la escalinata de la Biblioteca Provincial Rubén Martínez Villena donde recibieron el singular agasajo, presidido por las máximas autoridades de la provincia: Deyvi Pérez Martín, primera secretaria del Partido y Teresita Romero, presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular.

A nombre de los campeones Loidel Rodríguez, receptor y capitán, agradeció las muestras de cariño que desbordó la imaginación del colectivo “no se puede describir la alegría que se siente por ser campeones, dedicamos esta victoria a este pueblo que nos ha seguido”.

Con la copa de campeones en sus manos, Eriel Sánchez instó a corear un Gallo enorme que retumbó más allá de los confines del parque: “quiero dar las gracias por esta bienvenida, tres o cuatro horas no es nada para 40 años esperando por un resultado como este, quiero agradecer a todo el que ha tenido que ver con este triunfo, principalmente al pelotero principal del equipo, que es el equipo completo y también a las máximas autoridades del Partido y el Gobierno de la provincia que no me dejaron descansar porque este trofeo tenía que venir para aquí”.

Oosbel Lorenzo Rodríguez, miembro del Buró Provincial del Partido, sintetizó el sentir de un territorio, al tiempo que los felicitó a nombre de todos: “en un momento como este no hay que decir mucho, la sola presencia del pueblo espirituano muestra del reconocimiento que se le tiene al equipo de los Gallos, es una victoria que hacía rato estábamos esperando y como decía Eriel, ha sido la conjugación del esfuerzo de todos, el equipo ha sido el gran campeón”. Y entre instantáneas, abrazos y lágrimas de alegría, se formó al cierre un minicarnaval a ritmo de congas y coros que terminó por contagiar a peloteros y públicos cuando la noche no parecía acabar nunca en tierra de Gallos.